Login

Register

Login

Register

¿Qué es Mindfulnes o Atención plena?  

Mindfulness permite reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendo, aceptando activamente el fluir de la experiencia tal cual se está dando.

“Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”.

Este tipo de atención nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestra vida, aquí y ahora, en el momento presente. Es una forma de tomar conciencia de nuestra realidad, dándonos la oportunidad de trabajar concientemente con nuestro estrés, dolor, enfermedad, pérdida o con los desafíos de nuestra vida. En contraposición, una vida en la que no ponemos atención, en la que nos encontramos más preocupados por lo que ocurrió o por lo que aun no ha ocurrido, nos conduce al descuido, el olvido y al aislamiento, reaccionando de manera automática y desadaptativa.

La práctica continua de mindfulness supone una importante mejora en la calidad de vida. Están comprobados sus beneficiosos efectos sobre la ansiedad, la depresión, la obsesividad, los trastornos psicosomáticos, los trastornos de personalidad, los trastornos de alimentación  o una amplía variedad de enfermedades físicas. El aumento de la tolerancia a las emociones negativas supone una mejora generalizada de los diferentes aspectos de la vida como el trabajo, las relaciones personales y sociales, la salud física o la capacidad de superación.

Ejercicios de mindfulness de respiración

La práctica de la atención plena de la respiración es la práctica inicial y fundamental en el aprendizaje de mindfulness. El adiestramiento en mantener la atención en la respiración es la base de cualquier tipo de meditación ya que supone el aprender a sostener la atención en un objetivo. El principiante tiene que empezar a ser consciente de su capacidad de atención o consciencia, y aunque la pierda con las distracciones, vuelve una y otra vez sobre su objetivo.

La práctica propone contar 40 respiraciones completas inhalando y espirando por la nariz. Se entiende por respiración completa el proceso que incluye inhalación y exhalación.

Para contar fácilmente cada respiración numera cada una en el momento en el que te encuentres soltando el aire. Procede interiormente al exhalar: unooo……….doooos……..treeeees……. vaciándote totalmente.

La cantidad de aire que inhales depende de tus ritmos, pero es recomendable que al principio procedas a inhalar un poco más de aire de lo que tomarías de forma natural, y de esta forma alargues el tiempo dedicado a la exhalación sintiendo mientras te vacías que también disuelves las tensiones acumuladas en el cuerpo.

Es posible que en los comienzos del ejercicio, sientas que se agolpan pensamientos pendientes, y que tu conciencia se ve invadida de algún contenido que te cause cierta ansiedad… No importa, permite que a ore y sigue adelante observando no sólo que tu mente es capaz de estar atenta a la numeración progresiva de las 40 respiraciones, sino que además permanece consciente de pensamientos y sensaciones que simultáneamente “caben” en el espectro de tu “darte cuenta”.

Recuerda que aunque tratas de no despistarte siguiendo el curso de tus pensamientos, lo importante es darte cuenta de que te has despistado cuando esto sucede y, de esta forma proceder a regresar al eje de tu atención. Cada desatención observada, supone un pequeño “despertar” del automatismo de nuestra corriente de pensamiento. Si de pronto te das cuenta de que te has despistado, vuelve al número de la respiración en el que creas que te has “perdido”, y continúa desde él contando hasta 40.

Ejercicios de mindfulness de observación de las emociones

En la práctica de mindfulness de observación de las emociones el sujeto observa con ecuanimidad y sin juzgar las diferentes emociones que aparecen en el flujo de la consciencia. No se identifica ni rechaza ninguna.  Aprende a observar y aceptar las emociones negativas y positivas. Incluso puede evocar emociones negativas para desarrollar capacidad de aceptación y tolerancia sobre ellas.

Ejercicios de mindfulness de observación de los pensamientos

En la práctica de mindfulness de observación de los pensamientos el sujeto aprende a identificar a los pensamientos como contenidos de su consciencia. Los trata con ecuanimidad, acepta los negativos y los positivos por igual. Aprende a no juzgar cualquier tipo de pensamiento, imagen o recuerdo que se le presente a su consciencia. Experimenta la desidentificación de los pensamientos: “yo no soy mis pensamientos”.

Ejercicios de mindfulness de consciencia corporal

En la práctica de mindfulness de la exploración corporal (body-scan), el sujeto aprende a tomar consciencia del cuerpo con una actitud de ecuanimidad (aceptar las sensaciones negativas, neutras y positivas con la misma actitud), no reactividad, esto es, no tratar de cambiar o reaccionar ante los diferentes estimulos percibidos en el organismo y apertura, estar abierto a todo lo que se quiera presentar a la consciencia.

Ejercicios de mindfulness para la ansiedad